Plan de Ahorro en Oro desde la experiencia de una jubilada

Share:

Uno de los mayores problemas que enfrentamos los pobres en Venezuela es que la guerraimpuesta para acabar con la Revolución Bolivariana se ha implementado desde varios ámbitos, pero sobre todo afincándose en el económico. Haciendo que el día a día de cada trabajador, jubilado y ama de casa sea un reto para la imaginación y la paciencia, ante el montón de obstáculos que nos atraviesan para el simple acto de conseguir comida o trasladarnos de un lugar a otro. 



Ante esta realidad, el ejecutivo ha implementado innumerables medidas, las cuales apuntan a hacer más llevadera la situación para cada uno de nosotros, desde los aumentos de sueldo, los CLAP, los bonos a través del Carnet de la Patria, así como las políticas de ahorro.

Desde el último trimestre del año pasado, el ejecutivo nacional ha invitado a cada venezolano y venezolana a ahorrar, no importa cuánto, no tiene que ser mucho, pero siempre nos decían que ahorráramos, y para eso crearon dos instrumentos: los certificados de ahorro en oro y los certificados de ahorro en petros.

En el caso de ahorro en petros, el mismo se debe hacer desde la página Patria o dirigiéndose a la sede de la SUNACRIP en Caracas, y en el caso del certificado de ahorro en oro, igual a través de la página del Sistema Patria y del portal web http://oro.extra.bcv.org.ve/.

Evidentemente en el marco de una economía bajo asedio, donde el arma de la hiperinflación mil veces utilizado contra pueblos enteros en el siglo XX y ahora en el XXI, eso de ahorrar no tenía mucho sentido, porque además era muy poco o casi nada lo que se tenia disponible para hacerlo.

Lo cierto es que les voy a contar la experiencia de mi mamá, quien es una maestra normalista jubilada del Ministerio de Educación y una de las más de 3 millones de pensionadas por la Revolución Bolivariana.

Los datos son demoledores y no son proyecciones ni teorías de economicistas, es la experiencia real de una persona que decidió invertir su dinero en certificados de ahorro en oro.

El 30 de octubre de 2018 (con dinero de su pensión que le paga el Seguro Social y con lo que le paga el Ministerio de Educación mensualmente por su jubilación) compró BsS13 mil en oro del Banco Central de Venezuela.

Para esa fecha el dólar cotizaba así:
  • Dicom: BsS/$ 64,55
  • Paralelo: BsS/$ 201,39

Los BsS/$ 13 mil eran, en dólares para ese momento, $201 a tasa Dicom y $55 al paralelo.


Han pasado dos meses y un par de días y mi mamá tiene, de acuerdo al Banco Central de Venezuela, BsS135 mil.

Para el momento posterior de la compra el dólar cotiza así:
  • Dicom: BsS/$ 638,18
  • Paralelo: BsS/$ 781,91
  • Los BsS135 mil hoy en dólares son:
  • $212 a tasa Dicom
  • $173 al paralelo

Si mi mamá, para cuidar su dinero, hubiese comprado en octubre $55 en el mercado negro, hoy tendría BsS43 mil, pero igual serían $55. En cambio, al haber comprado el certificado de ahorro en oro, no solo cuidó su dinero sino que además, en términos de Dicom o paralelo, hoy tiene más dólares.

Sí lo comparamos con el Dicom, se ganó $11, y si lo hacemos con el marcador del dólar paralelo, se ganó $118. El dato de que hoy tendría los mismos $55 si hubiese comprado en el mercado negro es demoledor, y eso debe decirse y promocionarse.

Pero si nos olvidamos de los dólares como moneda de referencia y nos referimos solo a los BsS, mi mamá hoy tiene tres veces más capacidad de compra real con ese dinero que la que tenía a finales de octubre de 2018.

Estos instrumentos, los cuales antes solo tenían acceso los ricos, hoy el gobierno del presidente Nicolás Maduro los puso a disposición de nosotros los pobres. Y eso debe decirse.

Y el procedimiento es fácil, y no necesitas tener dinero por montones, solo pasa por http://oro.extra.bcv.org.ve/ y sigue las instrucciones. Espero que les sirva para algo este cuento.

No hay comentarios.